AiBa no recibe prestación  ni subvención alguna , por lo que todo sus recursos salen de los socios, teamer, padrinos y donaciones particulares que mes tras mes dan su pequeña aportación. Gracias a este dinero podemos mantener un local en Valdemoro donde tenemos a los gatitos más jóvenes y a gatos enfermos que no pueden sobrevivir en el centro. También nos permite costear operaciones importantes como traumatismos, displasias, obstrucciones…